ONDAS DE CHOQUE

REDUCE LA CELULITIS , APORTA ELASTICIDAD Y FIRMEZA

Las ondas de choque se introducen en forma de ondas acústicas de alta energía en el cuerpo del paciente. Estas ondas oscilantes y de altas frecuencias son aplicadas con un aplicador radial para tratar celulitis en todos sus grados. De esta forma se mejora la elasticidad, firmeza y textura de la piel.

Las ondas de choque llegan a las capas más profundas de la piel cuyo efecto es permeabilizar los adipocitos para permitir que la grasa acumulada en la zona tratada salga a la sangre ayudando a drenar hacia el canal linfático los desechos que tenemos en la piel.

La finalidad de las ondas de choque en el tratamiento de la celulitis es la rotura parcial de los nódulos de grasa y de los tabiques fibrosos que son los responsables de la celulitis y la apariencia de la piel de naranja. Además, las ondas de choque, consiguen la activación de la circulación y drenaje de la zona por el sistema linfático, aumentando el ritmo del metabolismo y favoreciendo la eliminación de las grasas acumuladas.

Con la aplicación de las ondas de choque, el tejido cutáneo experimenta una gran mejora, incluso desde las primeras sesiones. Se consigue eliminar la celulitis de manera visible, elimina la grasa, reduce la circunferencia de la zona, la piel queda uniforme y lisa, elimina la piel de naranja y el aspecto de la piel mejora visiblemente.

Con nuestro sistema de aplicacación de varias técnicas en la misma sesión como son las ondas de choque +presoterapia eliminarás eficazmente la celulitis.

Es una técnica completamente indolora y que permite conseguir grandes resultados en poco tiempo.