NEUROMODULACIÓN PERCUTÁNEA ECOGUIADA

La técnica de neuromodulación percutánea ecoguiada consiste en la estimulación eléctrica a través de una aguja con guía ecográfica de un nervio periférico en algún punto de su trayecto o de un músculo en un punto motor con un objetivo terapéutico.

Es imprescindible por seguridad y efectividad que esta técnica se aplique con ecógrafo y que el fisioterapeuta tenga una amplia formación en ecografía. Sin estos requisitos es posible que no obtengamos los beneficios esperados.

La aplicación se basa en la estimulación con una aguja de punción asociada a una corriente eléctrica de baja o media frecuencia buscando una respuesta sensitiva y/o motora al estimular el nervio periférico, y logrando una respuesta motora al estimular el punto motor.

¿Qué objetivos se buscan con la técnica?

Los objetivos principales de la neuromodulación son:

  1. Disminuir el dolor.
  2. Restablecer la función del sistema nervioso: a nivel periférico, central, somático, autonómico, sensorial, motor, vascular, glandular y visceral.
  3. Mejorar la función neuromuscular, los patrones de reclutamiento muscular y control motor.

¿Cuáles son las indicaciones clínicas?

La aplicación de la neuromodulación percutánea ecoguiada está indicada en un número importante de lesiones del sistema neuromusculoesquelético como son:

  • Dolor crónico.
  • Inestabilidades articulares.
  • Disfunciones segmentarias de la columna vertebral.
  • Hernias discales asociada a radiculopatía.
  • Atrapamientos nerviosos.
  • Roturas musculares.
  • Tendinopatías.

¿Cómo es la técnica?

  • Aplicación local y segura (directamente sobre la zona cerca del nervio/músculo y sin riesgos gracias a la ecografía).
  • Técnica personalizada (adaptamos la técnica a cada paciente).
  • Trato individualizado.
  • Aplicada por Daniel Tapia experto en neuromodulación percutánea y ecografía.
  • Avalado científicamente.