ONDAS DE CHOQUE

Las ondas de choque es una onda acústica que lleva mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos en condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas. La energía promueve la regeneración y procesos reparativos de los huesos, los tendones y otros tejidos blandos.

Las ondas de choque se caracterizan por el cambio de salto de la presión, de gran amplitud y corta periodicidad.
La energía cinética del proyectil, generada por el aire comprimido, se transfiere al transmisor en el extremo del aplicador y adentrándose en el tejido.

¿Para qué sirven las ondas de choque?

  • Es una terapia regenerativa de tejidos. (Disminuye los plazos de recuperación)

- Nueva formación de vasos sanguíneos

- Reversión de la inflamación

- Estimulación de la producción de colágeno

- Disolución de fibroblastos calcificados

- Dispersión del mediador del Dolor " Sustancia P"

- Liberación de puntos gatillo

  • Tiene un 70% de tasa de éxito con una evidencia científica de calidad, llegando al 90% en tendón. Ningún tratamiento ha demostrado tanta efectividad para estas patologías. Principalmente la tendinosa.
  • Es necesario disponer de ecografía para ver la evolución y poder dirigir la onda de choque a la zona afectada (sólo en patología, no en estética)
  • Se puede tratar:

o Tendinosis: hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla, tobillo y fascia plantar

o Tenosinovitis

o Calcificaciones

o Puntos gatillo, espasmo muscular o cualquier zona que necesite aumento del metabolismo local

o Artrosis: Alivio de los brotes artrósicos

o Necrosis avascular, pseudoartrosis, consolidación de fracturas, fracturas por estrés.

o Ligamentos

o Elimina la sensación de dolor alterando la neurorecepción nociceptiva

o Elimina Celulitis o grasa localizada

o Queloides

o Pie diabético

o Distrofia simpático refleja

Ventajas

  • No tienen efectos secundarios
  • No es una técnica invasiva
  • Efectividad superior al 70%

Contraindicaciones

  • No deben realizarse en mujeres gestantes sobre todo en áreas que afecten a tronco y abdomen.
  • En los niños deben realizarse los tratamientos con mucha precaución: No deben realizarse tratamientos en los núcleos de crecimiento en las apófisis ya que podría afectarse o detenerse el mismo, provocando dismetrías y deformidad.
  • No deben realizarse en ningún caso en Pacientes con Alteraciones de la Coagulación.
  • No deben realizarse en pacientes con Artritis Reumatoidea diagnosticada.
  • No deben realizarse en pacientes con Tumores sistémicos.
  • No deben realizarse tratamientos con Ondas de Choque en tejidos que hayan sido recientemente infiltrados con corticoides tipo depot, pues existe el riesgo de que se produzca una liberación masiva de dichos corticoides al torrente circulatorio. Hay que dejar transcurrir 5-6 semanas desde la infiltración antes de comenzar a tratar esas áreas.

Efectos adversos

  • Hematoma
  • Petequias
  • Eritema
  • Dolor pos-tratamiento

¿Me ayudará la Terapia de Ondas de Choque?

La mayoría de los pacientes con problemas de dolor crónico han sido sometidos a varios tipos de tratamientos fallidos. La evidencia ha mostrado que hasta 80% de estos pacientes, sometidos a tratamiento con Terapia de Ondas de Choque, han logrado eliminar su problema.

¿Es doloroso el tratamiento?

Puede existir una ligera sensación de incomodidad durante el tratamiento, dependiendo del nivel de dolor que el paciente experimenta en la zona. Sin embargo, dado que el tratamiento dura sólo unos cinco minutos, la mayoría de los pacientes son capaces de tolerar el malestar. Además, la intensidad del tratamiento se puede ajustar durante toda la sesión.

¿Cuántas sesiones voy a necesitar?

El número de sesiones varía, dependiendo de la indicación y respuesta del tejido. El efecto de las sesiones es acumulativo, por lo que están indicadas de 3 a 5 sesiones. Sin embargo, es muy frecuente que usted experimente alivio después del primer tratamiento.

¿Con cuánta frecuencia necesitaré el tratamiento?

La mayoría requieren 3-5 sesiones que se realizan con 3-10 días de diferencia, dependiendo de la tolerancia del paciente y su respuesta tisular.

¿Sentiré algún dolor después del tratamiento?

La mayoría de los pacientes experimentan alivio inmediato del dolor después del tratamiento. Sin embargo, dentro de un lapso de 2-4 horas después del tratamiento, pueden experimentar algo de dolor en la zona tratada. Este dolor ha sido reportado como tolerable y no limitante.

¿Existen algunas restricciones después del tratamiento?

Se recomienda a los pacientes que se abstengan de actividad física, especialmente aquella que involucre a la región tratada, durante aproximadamente 48 horas después de cada sesión de tratamiento.