PEELING QUÍMICO

RENUEVA TU PIEL

Un peeling químico facial consiste en una renovación celular total e inmediata de las capas superficiales de la piel. Es un tratamiento tópico, principalmente a base de ácidos, que eliminan de forma controlada las capas más superficiales de la piel mejorando notablemente su apariencia. El efecto clínico más deseado cuando se realiza un peeling químico facial es el rejuvenecimiento. 

Estos son los ácidos más usados en el peeling químico:

  • Ácido láctico: mejora el aspecto de la piel dejándola suave y aportando luminosidad.
  • Ácido glicólico: indicado para pieles grasas.
  • Ácido salicílico: ideal para tratar espinillas y puntos negros, además con este peeling químico puedes preparar la piel para otros tratamientos posteriores más profundos.
  • Ácido tricloroacético (TCA): es el más usado después del glicólico, ya que es ideal para problemas de marcas, manchas y arrugas leves.
  • Ácido mandélico: muy similar al láctico, se utiliza mucho después de las vacaciones ya que le ayuda a la piel a recuperarse de los efectos negativos del sol.
  • Ácido azelaico: es perfecto para pieles oscuras, pieles grasas y con manchas.

PEELING QUIMICO: BENEFICIOS

  • Aporta luminosidad a la piel.
  • Suaviza arrugas finas.
  • Aclara manchas.
  • Disminuye cicatrices del acné.
  • Acelera la renovación celular.
  • Aumenta considerablemente la producción de colágeno.
  • Brinda una coloración más homogénea.
  • Genera un efecto tensor.
  • Disminuye los poros dilatados.
  • Mejora evidentemente la textura de la piel.